Consecuencias de la Ley Bases para los trabajadores

Javier Milei arrancó su gestión en diciembre pasado con un decretazo brutal, cuyo capítulo laboral fue oportunamente frenado por la Justicia (lamentablemente otros artículos están vigentes, provocando un gran daño sobre el conjunto de la sociedad como sucede, por ejemplo, con la Ley de Alquileres) y con la denominada Ley Ómnibus. Esta Ley, que contenía más de 650 artículos en su inicio, se cayó en el Congreso en el mes de febrero. El Gobierno volvió a la carga con esta nueva Ley, renombrada “Bases”, con muchos menos artículos pero muy sensibles por los drásticos cambios que se pretenden implementar. 

El régimen de inversiones  (RIGI) que pone en situación privilegiada a las empresas extranjeras para arrasar con nuestros recursos naturales sin agregar valor y la privatización de empresas estratégicas para el desarrollo nacional son dos de los focos más relevantes que se ponen en juego con su aprobación. 

 

Los cambios en materia laboral

En la parte que más nos concierne nos centraremos en la cuestión laboral. Para clarificar es importante comprarlo con la legislación actual y poder establecer las diferencias de lo que implican estos cambios. Para ello iremos puntualizando sobre cada uno de los aspectos claves.

 

  • Despidos

-Actualmente se cobra la indemnización con el criterio de un salario por cada año trabajado (artículo 245 de la Ley de Contrato de Trabajo).

-En la reforma de la ley se sustituye la indemnización por un fondo de cese laboral al cual se aporta un porcentaje mensual del 8%. Este porcentaje destinado al fondo de cese lo aportaría el mismo trabajador, ya que sale de su salario.

Consecuencias:

-Se pierde la estabilidad en el empleo, pudiendo despedir el empleador cuando desee, sin costo alguno, haciendo efectivo el fondo de cese. 

-Se genera incertidumbre, temor e inseguridad jurídica en los trabajadores.

 

  • Trabajo no registrado o registrado deficientemente

-En el derecho actual se promueve el registro de las relaciones laborales (con todos los beneficios que implica el hecho de estar en blanco). Si se prueba que el empleador incumple esta registración se le aplican multas fijadas por la Ley.

-En la reforma se promueve la falta de registración en las relaciones de trabajo ya que desaparecen las multas. Es lo mismo cumplir o no con la ley. 

 

  • Período de prueba

-En el derecho actual se contemplan tres meses.

-La reforma busca extenderlo hasta seis meses. Pero si la empresa tiene entre 6 y 100 trabajadores puede extenderlo a ocho meses. Y si la empresa tiene 5 o menos trabajadores el período de prueba se extiende hasta los doce meses.

Consecuencias:

-Se establecen trabajadores de primera, segunda y tercera categoría, lo cual está prohibido por nuestra Constitución Nacional

-Se alarga el período de inestabilidad. 

 

  • Discriminación

-De acuerdo a la legislación actual no se puede despedir por motivos discriminatorios. Si se comprueba el despido por discriminación se solicita la reincorporación o indemnización (que se establece en trece salarios).

-Con los cambios que se introducen en la Ley Bases se restringen los medios de prueba. Si se comprueba que el motivo del despido fue un hecho discriminatorio no se permite reincorporar al trabajador. Únicamente se le abona una indemnización reducida y tarifada.

 

  • Autónomos

-Actualmente está prohibida la aplicación de esta modalidad en los contratos de trabajo (corresponde al régimen destinado a comerciantes, profesionales, emprendedores, etc.). En caso de prestación de servicio bajo esta modalidad la ley presume que existe un contrato de trabajo. De comprobarse, se encuadra como fraude a las leyes laborales.

-Bajo la reforma la figura del autónomo se permite. Un emprendimiento productivo puede contar con hasta cinco trabajadores/colaboradores que obviamente no dispondrán de vacaciones pagas, aguinaldo, aportes, ART. En este caso cada trabajador deberá pagar su monotributo, obra social y aportes jubilatorios. De esta manera, se legaliza el fraude laboral.

La importancia de la tarea de los legisladores

Diputados y Senadores nacionales tendrán la responsabilidad de proteger los derechos adquiridos por los trabajadores argentinos a lo largo de años. La aplicación de la Ley Bases, como vimos, sería un gran retroceso que vulneraría aspectos muy importantes del sistema jurídico que nos protege como empleados. Y sumaría incertidumbre e inseguridad con consecuencias en nuestra salud, autoestima y fundamentalmente en el aspecto psicológico. 

Estas semanas serán claves para ponerle un límite contundente al avance de un gobierno insensible a las necesidades de su pueblo. Los legisladores tendrán que estar a la altura, solo aceptando cambios en nuestra legislación que afecten positivamente sobre nuestras condiciones de vida.