Juan Chulich: “No queremos que nos usen de silos móviles”

El Secretario General de nuestro sindicato y Presidente de la Obra Social Nacional de Camioneros de Santa Fe, Juan Chulich, brindó una entrevista en Página 12 en la que desmenuzó la actualidad de nuestro sector en nuestra provincia, dejando propuestas concretas para mejorar las condiciones de los trabajadores camioneros.

Aquí la reproducimos completa:


Juan Chulich, presidente de la obra social de Camioneros en la provincia de Santa Fe y secretario general del Sindicato de Choferes de Camiones, afiliado a la Federación Nacional de Camioneros, explica por qué pudieron garantizar la cobertura médica a los afiliados con covid en tiempos de pandemia, destaca la paritaria salarial que benefició a sus cuatro mil adherentes e insiste con un proyecto que resolvería el caos vehicular en tiempos de cosecha gruesa en la provincia: construir paradores fuera del área urbanizada solo para camioneros. “No queremos que usen a los camioneros de silos móviles”, advirtió en diálogo con Rosario/12.

-¿Cómo resistió la obra social estos años de pandemia?

-No ha sido fácil, tuvimos internados por covid en todo el país, no es una internación más, los medicamentos, muchos de ellos importados, son carísimos, pero la que respondió fue la obra social nacional que conduce Hugo Moyano cuando nosotros en Santa Fe no alcanzábamos a cubrir los gastos de salud. Lo importante es que el trabajador tenga la cobertura y no se le corten los servicios. Lamentablemente hemos tenido internados y fallecidos en la provincia pero no hemos sufrido el corte de los servicios por falta de pago, hemos cumplido con todos nuestros prestadores. Hay que tener en cuenta que tenemos cobertura en los 19 departamentos de la provincia y si hoy, por ejemplo, un camionero se enferma en Corrientes, los compañeros de esa provincia lo atienden y después nos pasan los gastos médicos por nuestro afiliado.

-¿Cuál es la situación salarial de un camionero?

-Creo que fuimos uno de los primeros gremios que alcanzamos el 45 por ciento de aumento, ya cobramos el 20. Tenemos uno de los sueldos más altos si bien hay gremios que por la actividad –petroleros, aceiteros, portuarios- están mejores que nosotros, pero como este es un gremio tan grande -la Federación tiene más de 270 mil afiliados en todo el país- tenemos que bregar por el camionero que está en Santa Fe, Buenos Aires, el Chaco… el convenio es uno, solo hay que hacerlo cumplir.

-¿Cuál es la realidad en Santa Fe?

-Nosotros venimos de un abandono muy grande, sobre todo en la parte gremial. Pudimos restaurar nuestra institución en 2017, que fue reconocida en 2020 por el presidente Alberto Fernández. Eso nos permitió afiliar a trabajadores, hoy tenemos casi cuatro mil afiliados y se va incrementando de a poco. Nuestro gremio tiene la posibilidad de estar afiliado a la Federación, que es la que se sienta a discutir paritaria para todo el país y eso es una gran ventaja y después gozar de todos los beneficios y aplicarlos acá. Es cierto que muchas empresas venían de estar acostumbradas a no aplicar el convenio. Está escrito, solo hay que hacerlo aplicar.

-¿Cómo resolver un clásico de provincia: las largas colas de camiones en la ruta en tiempos de cosecha?

-El tema del cereal es un gran problema. En algún momento aportamos nuestra colaboración al Ministerio de Transporte de la Nación porque cuando acá es tiempo de cosecha gruesa es un desastre con los temas de los camiones. Para que no pase lo que pasa siempre –aglomeración enorme de camiones, compañeros que tienen que estar muchas horas arriba de sus vehículos, de madrugada, el riesgo que significa estar durmiendo al borde de la orilla de la banquina o en un peaje- todo tiene solución. Nosotros siempre fuimos de la idea de poner paradores fuera del área urbanizada, donde los compañeros tengan estación de servicio, supermercado y farmacia, en un predio grande.

-¿Y ese proyecto en qué estado está?

-Está en conversaciones con la Nación. La provincia también tiene que demostrar voluntad.

-¿En época de cosecha cuántos camiones entran a los puertos?

-Alrededor de diez mil camiones por día. Hay que tener en cuenta que más allá del peaje, se cobra el ingreso a la zona portuaria. Con lo que se paga por camión, los intendentes del cordón industrial están salvados. Pero después nos quejamos porque los accesos están rotos, porque no hay seguridad. Lamentablemente el trabajador está a la deriva, tiene que hacer la cola, esperar el ingreso. No queremos que usen a los camioneros de silos móviles. Recientemente salió un decreto para habilitar paradores en todo el país. Durante la pandemia ya lo vivimos: no nos dejaban estacionar en las estaciones de servicio, no nos daban de comer, no nos dejaban bañar. La pasamos mal. Por eso insistimos en un parador oficial solo para camiones, que se pague tal vez un ingreso, pero que el camionero tenga todo a disposición dentro del predio para poder utilizarlo. Pasa en otras partes del mundo, el transporte es un sector muy fuerte en Argentina y por más que regrese el ferrocarril de cargas, el camión va a seguir existiendo, no es una competencia de transporte de carga.

-El otro punto es el estado de las rutas provinciales.

-Estoy convencido de que el Estado debe intervenir cuando nos encontramos con rutas donde ya no puede haber doble mano. Más allá de las restricciones de velocidad a 80 km, cuando pasan dos camiones de frente y te queda medio metro distancia te quiero ver. Son escasas las autovías o autopistas, estamos lejos de otros países que tienen cantidad de autopistas por cantidad kilómetros de ruta.

-En ese sentido, ¿cuáles son las rutas más peligrosas en Santa Fe?

-Son varias. La 33 desde Rufino por lo menos hasta Casilda es una ruta muy complicada. En época de cosecha no tenés manera de pasar al que viene delante de tuyo, se producen colas y colas y los autos deben adaptarse a la velocidad de los camiones, no se respeta la distancia entre camión y camión, no hay área de descanso pavimentada a la orilla de la ruta, si se te pincha una cubierta no tenés banquina para cambiarla y eso provoca accidentes. La 34 también es complicada.

-¿Y la tercera vía para la autopista Rosario-Buenos Aires?

-Siempre está la posibilidad de hacerla. Ante el avance del parque automotor, en algunos países limítrofes ya están proyectando dos y tres manos más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *