Un despropósito social (a propósito de un allanamiento)


Por Juan Chulich (*)

La obra social nacional de Camioneros es una de las más importantes del país y también lo es en la provincia de Santa Fe, donde funciona de forma impecable, brindando un servicio de salud en todo el territorio santafesino y cubriendo las necesidades de todos sus afiliados.

Como presidente de la misma en la provincia de Santa Fe, pero también como secretario General del Sindicato de Choferes de Camiones afiliado a la Federación Nacional de Camioneros, quiero dejar en claro nuestra sorpresa e indignación al recibir un brutal operativo de la fuerza de seguridad (Tropas de Operaciones Especiales) TOE en nuestro domicilio de calle Oroño 1085 de la ciudad de Rosario.

Realizaron un allanamiento de forma desproporcionada en cantidad de personal actuante con armas largas y también de forma violenta en la sede de la obra social de calle Tucumán 1463 6° piso de la ciudad de Rosario, donde trataron al personal de forma no acorde al lugar donde se desarrolla su actividad, tirando al sueldo documentación de afiliados que tienen hijos con discapacidad y medicación de alto costo, que se  presenta en la Superintendencia de Salud en tiempo y forma, desordenando un trabajo muy importante que lleva muchas horas ordenar.

Sabemos a quién nos enfrentamos cuando pasan estas cosas oscuras en la provincia. Nuestra obra social nacional y nuestro Sindicato de Choferes a nivel nacional en Santa Fe tienen todo legal como para recibir semejante atropello de parte de las fuerzas policiales TOE.

Ingenuamente pensamos que estas fuerzas especiales estaban para otra clase de allanamientos y no para desplegar semejante operativo en un  lugar donde por día pasan más de 1.000 afiliados, donde se tratan afiliados con problemas oncológicos y todas las especialidades médicas que posee nuestra obra social nacional de Camioneros.

Desde la creación de nuestra institución gremial, Sindicato de Choferes de Camiones de la provincia de Santa Fe afiliado a la Federación Nacional, logramos que muchos trabajadores oprimidos y amenazados lograran su libertad sindical, que dejen de ser extorsionados por un grupo de vivos que se quedó con el gremio, que está manchado con sangre de trabajadores; son los mismos que presentaron 800 denuncias falsas en el Ministerio de Trabajo de la Nación para evitar que nuestro gremio pudiera llevar adelante su proceso de creación, son los mismos de la extorsión al corralón de la familia Razzini, son los mismos que tienen varias denuncias penales por utilizar la clave fiscal de los afiliados sin su consentimiento para cambiarlos a la obra social del Caucho.

Queremos dejar en claro esto para todos nuestros afiliados en la provincia de Santa Fe: nuestro Sindicato de Choferes está afiliado a la Federación Nacional de Camioneros, la obra social pertenece a la Federación Nacional de Camioneros en todo el país, por ende somos sus beneficiarios en la provincia desde que nos hicimos cargo; los que estén afiliados al otro gremio local de camioneros, como también aquellos trabajadores de otros gremios hermanos, son adherentes y también les damos servicio a muchos monotributistas hoy afiliados a nuestra institución.

Estas movidas de impacto mediático para tratar de evitar lo inevitable, la afiliación masiva a nuestra institución para que sean afiliados directos a nuestra obra social, les ha sido un fracaso: los compañeros no tienen miedo a perder un camping ni un hotel que se hizo con sus aportes; hoy los trabajadores prefieren la salud, prefieren cobrar paritarias como la del 45 % vigente, prefieren un gremio de trabajadores y para los trabajadores, una obra social de los trabajadores y para los trabajadores.

Sólo nos queda pedir disculpas a nuestros afiliados, a nuestros profesionales, a nuestras compañeras y compañeros de trabajo por el mal momento vivido sin ningún motivo.

Pero también queremos agradecer a todos nuestros afiliados a nuestra obra social de Camioneros, que nos brindaron su mensaje de aliento para seguir adelante con nuestro trabajo de dar más salud en toda la provincia.

Seguimos avanzando en nuestro proyecto de incorporar más especialidades en nuestras sedes de los 19 departamentos de la provincia, seguir cerrando importantes acuerdos con los sanatorios más importantes donde tengamos afiliados, como también nuestro ultimo acuerdo de salud con el Sanatorio Antártida, el más importante del país.

Nuestra obra social de Camioneros depende de nosotros: no vamos a dejar que un grupo de vivos perjudique a miles y miles de afiliados.

(*) Presidente de la obra social nacional de Camioneros en la provincia de Santa Fe y secretario General del Sindicato de Choferes de Camiones afiliado a la Federación Nacional de Camioneros


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *